Es este artículo te traemos la continuación del blog sobre Reformas en Comunidades de Vecinos I (Cómo y Dónde) que publicamos hace unos días. En esta ocasión, queremos centrarnos en el cuándo y el porqué de una reforma de las zonas comunes y lo acompañamos de los siguientes tips.

CUÁNDO

Como ya indicamos en el anterior post, uno de los motivos de discordia a la hora de abordar las reformas en comunidades de vecinos es la desconfianza de los propietarios a la hora de elegir una empresa o profesional para llevar a cabo la reforma. En Olid Urbion estamos 100% comprometidos con la profesionalidad de los proyectos, por eso te garantizamos seguir toda la legislación vigente. Aquí te enseñamos algunos de los permisos y aspectos a tener en cuenta a la hora de comenzar las reformas en las comunidades de vecinos:

Estatutos de la comunidad

Antes de siquiera contactar con un contratista, la comunidad debe consultar los estatutos para comprobar cuáles son las intervenciones posibles. En algunas ocasiones, puede que haya vecinos que se opongan a la reforma, pero éstas pueden llevarse a cabo si están respaldadas por los estatutos y un número de votos a favor suficiente. También se pueden consultar las cuentas de la comunidad, para proponer una derrama.

Declaración o comunicado previo

Necesario para realizar pequeñas modificaciones. No se necesita de permiso municipal y puede tramitarse telemáticamente. Este es el tipo de permiso necesario para hacer algún cambio decorativo o de menor importancia, como por ejemplo, pintar o cambiar el suelo.

Obra menor

La de tipo inmediato debe ser proyectada por un técnico que dirija la reforma. Son intervenciones que pueden alterar la distribución, pero sin modificar las estructuras. Hablamos de reparaciones de fachadas, tejados o patios cuyo permiso se concede al pagar una tasa (3.35% sobre el presupuesto + 51€).

La de tipo diferido, también depende del proyecto de un técnico especializado, para tener en cuenta los factores de riesgo y la planificación. Éste permiso, además del pago de la tasa correspondiente (3.35% sobre el presupuesto + 51€), también requiere de la aprobación por parte del ayuntamiento. Hablamos de reparaciones y rehabilitaciones de mayor envergadura, pero que no modifican las estructuras principales ni sus usos.

Obra mayor

Nos referimos a grandes modificaciones estructurales, como aumentar el número de plantas o viviendas, reformar los cimientos, grandes cambios en fachadas, ascensores exteriores, etc. Necesitarás la planificación profesional del proyecto y un Informe de idoneidad técnica, otorgado por un organismo oficial. Dependiendo del edificio que habites, puede que necesites algún permiso más.

PORQUE

En el post anterior te enseñamos algunas formas de proponer las reformas en comunidades de vecinos de forma «atractiva» para conseguir una respuesta positiva de tus vecinos. A continuación te enseñamos algunos aspectos de las Leyes de Propiedad Horizontal para que conozcas en que supuestos la comunidad está obligada a realizar algunas de esas reformas:

Movilidad

Artículo 10.b. Aunque estos apartados no estén recogidos en los estatutos, los propietarios que tengan problemas de accesibilidad o movilidad en las zonas comunes de un inmueble, pueden solicitar una reforma de adaptabilidad para los mismos. Nos referimos a personas con discapacidades o mayores de 70. La ley establece: “tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios, impliquen o no modificación del título constitutivo o de los estatutos, y vengan impuestas por las Administraciones Públicas o solicitadas a instancia de los propietarios, las siguientes actuaciones”:

  • Las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal y, en todo caso, las requeridas a instancia de los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años, con el objeto de asegurarles un uso adecuado a sus necesidades de los elementos comunes, así como la instalación de rampas, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación con el exterior, siempre que el importe repercutido anualmente de las mismas, una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. No eliminará el carácter obligatorio de estas obras el hecho de que el resto de su coste, más allá de las citadas mensualidades, sea asumido por quienes las hayan requerido”.

Reacondicionamiento

Artículo 10.a. La Ley sobre la propiedad horizontal establece que son obligatorios “los trabajos y las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes, incluyendo en todo caso, las necesarias para satisfacer los requisitos básicos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal, así como las condiciones de ornato y cualesquiera otras derivadas de la imposición, por parte de la Administración, del deber legal de conservación”. En definitiva, evita daños mayores cuidando y conservando el estado del edificio.

Accesibilidad

Artículo 17.2. Sobre los problemas de accesibilidad y modificaciones del espacio, la misma ley sostiene que “sin perjuicio de lo establecido en el artículo 10.1 b), la realización de obras o el establecimiento de nuevos servicios comunes que tengan por finalidad la supresión de barreras arquitectónicas que dificulten el acceso o movilidad de personas con discapacidad y, en todo caso, el establecimiento de los servicios de ascensor, incluso cuando impliquen la modificación del título constitutivo, o de los estatutos, requerirá el voto favorable de la mayoría de los propietarios, que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación”.

Esperamos que estos pequeños consejos te hayan servido de ayuda para prepararte antes de una reforma en tu comunidad de vecinos. Recuerda que en Olid Urbion contamos con un experimentado equipo de profesionales que pueden asesorarte y realizar tu proyecto de la forma más cómoda posible para ti y tus vecinos. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para obtener más información o solicitar un presupuesto.