Las reformas en comunidades de vecinos suelen ser un elemento de discordia en cualquier grupo vecinal, ya sea por las opiniones dispares, por la falta de información o por no saber enfocar la reforma desde el punto de vista adecuado. En el blog de hoy te presentamos la primera parte sobre todo lo que necesitas saber para llevar a cabo este tipo de reformas y te damos algunas claves para facilitar ese proceso.

CÓMO

A la hora de abordar una reforma de los espacios comunes, es conveniente hacer un buen planteamiento de la misma, teniendo en cuenta los intereses individuales y comunes de todos los vecinos. Para conseguir llegar a un acuerdo, te damos estos consejos:

  • Plantear la obra como un cambio positivo para toda la comunidad: ya sea en términos de comodidad, seguridad o accesibilidad. Intenta mostrar las ventajas de llevar a cabo la reforma y ser claro con las molestias que pueda ocasionar.
  • Definir bien el proyecto: busca una empresa que genere confianza entre tu comunidad, que tenga experiencia y los medios adecuados para la reforma. Detallar los detalles del proyecto y el presupuesto ayudará a los vecinos a tomar la decisión y evitará imprevistos.
  • Consultar: a un asesor u otra persona ajena a la comunidad. Esto puede facilitar una opinión más objetiva o evitaros cometer errores innecesarios.

DÓNDE

Las reformas de una comunidad suelen afectar a la fachada, la cubierta o tejado, los espacios interiores comunes, como escaleras o portal, y –en algunas ocasiones – garajes y trasteros.

ELEMENTOS EXTERIORES

Los elementos externos suelen arreglarse por dos motivos principales: restauración o mejora de la eficiencia energética. En el primer caso, nos encontramos ante una reforma de carácter obligatorio que debemos realizar para evitar males mayores. Un mantenimiento del edificio nos ayudará eludir futuros problemas estructurales en el edificio que puedan poner en peligro la habitabilidad del mismo.

En cuanto a la mejora energética, esta es una de las reformas en comunidades de vecinos más demandadas en los últimos tiempos. Nos referimos, principalmente, al aislamiento de fachadas o reforma de cubiertas. Este tipo de intervenciones que pueden parecer tediosas e innecesarias. Sin embargo, pueden ayudar a todo el inmueble a mejorar el aislamiento térmico y acústico, lo que mejorará el confort de nuestras casas (y también de nuestros bolsillos). Además, debes de considerar los tipos de ayudas y subvenciones a los que puedes acceder si consigues un Certificado Energético para tu vivienda.

ZONAS COMUNES INTERIORES

Y siguiendo con el ahorro de energía, pasamos a los elementos interiores. Otra gran reforma vecinal que suele ser una buena inversión para el futuro, es la instalación de un sistema de calefacción central u otros cambios en las instalaciones del edificio. El mantenimiento y mejora de estos sistemas también favorece el ahorro energético y las condiciones de habitabilidad del mismo.

No podemos terminar este apartado sin hablar de uno de los grandes protagonistas en estas reformas: el portal. Para evitar un debate sin fin entorno a su reforma, te recomendamos que tengas en cuenta tres cosas: accesibilidad, confort y seguridad. Para hacerlo más accesible, se pueden eliminar obstáculos como escaleras o salientes. Para ello, pueden construirse rampas o bajar el ascensor hasta el nivel más bajo del portal. En cuanto al confort y la seguridad, repara en qué tipo de materiales son los más adecuados –antideslizantes o fáciles de mantener-, mejora la iluminación o añade dispositivos tecnológicos, como un videoportero o una cámara de seguridad.

GARAJES Y TRASTEROS

Los grandes olvidados en las reformas en comunidades de vecinos. Al ser zonas menos utilizadas, suelen quedarse fuera de las derramas, pero no debemos olvidarnos de que su mantenimiento o rehabilitación son parte fundamental del cuidado del edificio. A la hora de abordar estos elementos, recomendamos mejorar la accesibilidad o la iluminación. También, se pueden aprovechar los metros inutilizados para crear un espacio del que puedan disfrutar los vecinos, como un patio interior o un aparcamiento de bicicletas.

En Olid Urbion siempre atendemos a las reformas en comunidades de vecinos basándonos en las necesidades y considerando las decisiones de los propietarios con la máxima responsabilidad.  Nosotros nos encargaremos de cuidar tu proyecto al detalle, siempre respetando las normativas vigentes. No lo dudes y contacta con nosotros para pedir más información o solicitar un presupuesto.